Más de 42.000 personas conectaron desde INFECAR con el inédito concierto virtual de Gran Canaria para celebrar el Día de Canarias y unir a la cultura

Más de 42.000 personas se conectaron anoche al inédito macrofestival virtual Canari-on, la propuesta del Cabildo de Gran Canaria para acudir a su cita con el Día de Canarias y al tiempo unir al sector de la Cultura con más de 50 artistas en un mismo escenario y con espectadores conectados desde lugares tan diversos como Estados Unidos, Macedonia, Bolivia o Bulgaria.

El mayor flujo de espectadores conectados se produjo desde Gran Canaria, cuyo público “abarrotó esta figurada Plaza de Santa Ana”, donde virtualmente no paró el trasiego, de hecho, el espacio tradicional al que este año no se pudo acudir no habría podido acoger tanto público, por lo que el Cabildo de Gran Canaria agradece la acogida de la ciudadanía a esta ambiciosa y también arriesgada apuesta celebrada en INFECAR, subrayó el coordinador de Desarrollo Económico, Raúl García Brink.

El gran espectáculo supuso la vuelta de los artistas al escenario después de más de 80 días de parón. Entre ellos, compañerismo y la alegría de volver a verse y compartir experiencias. Así lo expresó el timplista Germán López, ya que “tras este tipo extraño de miedo e incertidumbre, este es un día de emociones, sensaciones e ilusión, la de volver y la de reencontrarse con los compañeros y con un público a través de las pantallas".

Con tres espacios idénticos para poder proceder a la desinfección entre artista y artista sin corte en pantalla, este festival ha sido además un homenaje a los afectados por la crisis sanitaria y económica del coronavirus.

Tras el bloque infantil ofrecido por el Cancionero Isleño y SúperAbuela, la voz que llevó Canarias a la final de Got Talent, Ismaila Thiam Ramos, puso las primeras notas a las seis horas de música sin cortes celebradas desde el pabellón 6 de INFECAR.

Las rimas improvisadas de Yeray Rodríguez, conductor del espectáculo, los acordes de Germán López y la polifacética voz de Cristina Ramos pasaron por el escenario en la primera hora de Canari-on en el bloque de música tradicional. Folías y el arrorró canario de Cristina Ramos, ganadora de Got Talent y La Voz México, recordaron “a los que ya no están”.

El escenario popular, con un ritmo frenético de 19 a 21.15 horas, contó también con artistas como Aidil Peña, Iván Quintana, Lus Mila Valerón, Baetriz Alonso, Carla Vega, Víctor Batista, las hermanas Cabrera, Thania Gil, Yeray Rodríguez, Hirahi Afonso, Pedro M. Afonso, Jesica García y Luz Mira Valerón.

Con la llegada de la noche, las bandas tomaron el control con un primer toque de humor de la mano de la Chirimurga del Timple, que dio paso a más de una decena de grupos y artistas. Heriberto Cruz, Luis Quintana, Said Muti, Víctor Lemes, Irene Drive, y las bandas La Jalada, Red Beard, Ant Cosmos fueron algunos de los músicos que dieron ritmo al Canari-on.

Ritmo y música conformaron el espectáculo de Arístides Moreno, que acompañado de su guitarra repasó varios de sus grandes éxitos. En su repertorio, su tema “Felicidad” puso sobre el escenario una emoción que quiso compartir con el público virtual. El artista galdense agradeció este concierto, no solo porque supone reactivar la música después del periodo de confinamiento, sino porque “después de muchos años pidiéndolo, al fin el Día de Canarias está representado por un amplio abanico de músicos y estilos”.

Para el autor de “Horcon boys”, este festival es una muestra de que “la música hecha por canarios y canarias suena en muchas fórmulas diferentes” y en el día de las islas “es un orgullo poder participar con esta amplia variedad de sonidos y sus influencias del mundo”.

La misma idea compartió la banda Efecto Pasillo, que mostró su “emoción por volver a tocar, juntarse y hacer un espectáculo”. El vocalista del grupo, Iván Torres, celebró poder subirse “a las tablas tras la pesadilla de la Covid- 19 con amigos y amigas de la música, de casa, de Canarias”. No es solo “poder compartir escenario, sino cantar juntos para nuestra gente”. Este concierto “marca un nuevo camino que avanza hacia un momento mejor” en el que ya están “con los instrumentos cargados y dispuestos a disparar canciones”.

El cierre a seis horas de música lo puso la banda de rock grancanaria Los Coquillos. Para este grupo de artistas, iniciativas como esta deberían ser imitadas en mayor o menor medida por las instituciones locales de Canarias para ayudar a todos los artistas de las islas. Como ha valorado el vocalista, Ginés Cedrés, “la cultura es un bien de primera necesidad, algo que se ha notado durante la cuarentena más que nunca”. 

Con este concierto, Los Coquillos se han reencontrado con compañeros de la música que, según los ha definido, son los “enfermeros del alma”. En estos últimos dos meses Los Coquillos, y el resto de artistas, no dejaron de trabajar “ni un solo día para que la música sonase y estuviese siempre viva en la memoria de la gente”, y para que este ansiado primer día sonara como siempre y viajara en las ondas nunca.

Puedes acceder a la galería de imágenes del festival Canari-on aquí: https://www.flickr.com/photos/cabildodegrancanaria/albums/72157714503462397