El Plan Maestro de Infecar configura el recinto como un gran parque equipado con pabellones

Volver a la idea original de Infecar, ese es el principal punto de partida sobre el que se sustenta el Plan Maestro de la Institución Ferial de Canarias. El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, y el director del proyecto, Juan Palop, han presentado hoy los pormenores de este plan, que se fundamenta en tres grandes ejes: configurar un recinto multifuncional, integrador de los usos existentes y con capacidad para albergar varias tipologías de eventos; apostar por el espacio libre y potenciar este valor diferencial del recinto; y convertirse en el primer recinto ferial sostenible.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha explicado que, “desde sus inicios, este espacio estuvo muy bien concebido, como un recinto ferial definido, con vocación de servicio público, en sintonía con el contexto económico de la época y siendo una infraestructura ejemplar e innovadora para el momento. Sin embargo, el contexto económico y político posterior no produjo la consolidación que se hubiera esperado, sino que se vio como un espacio de oportunidad en el que se fueron ocupando otros asuntos y urgencias”.

“Ahora estamos ante un momento de nueva oportunidad para recuperar el carácter innovador de sus orígenes, pero apostando por un recinto multifuncional e integrador de todos los usos actuales”, ha señalado Morales, quién, además, ha apuntado que “queremos un recinto ferial de nueva generación, que sea el buque insignia de la ecoisla, con instalaciones compactas, eficientes, flexibles y sostenibles que le permitan no solo mantener el área de exposición para sus actividades, sino también reforzarla”.

Y es que el primero de los ejes sobre los que gira este Plan Maestro es el de organizar un recinto ferial multifuncional, integrador de los usos existentes y capaz de albergar y organizar varias tipologías de eventos de manera eficiente e, incluso, simultánea.

Además, se apuesta de manera decidida por el espacio libre, potenciando este valor diferencial en el que se combina el uso de espacios interiores, como pabellones y salas, con los espacios exteriores, espacios al aire libre y zonas ajardinadas, siendo el principal elemento diferenciador del resto de recintos nacionales e internacionales.

Y, como tercer eje, la sostenibilidad. Este Plan Maestro trabaja en la certificación de Infecar como el primer recinto ferial sostenible certificado por la agencia más exigente en la materia como es Breeam. El recinto no solo deberá atender cuestiones medioambientales o energéticas, sino que deberá presentar su estrategia energética e hídrica, someterse a estudios de contaminación acústica, biodepuración, etc.

Además, estará sometido a análisis que pongan de manifiesto el impacto que genera en el entorno, que responda a las necesidades y prioridades demográficas de su ámbito de actuación, que incluya las infraestructuras existentes y que haya sido codiseñado a través de un proceso de participación durante toda su elaboración.

Antonio Morales ha realzado éste como el gran valor añadido de Infecar: “No podemos competir con otros grandes recintos feriales en cuanto a tamaño y número de eventos, pero sí podemos convertirnos en un recinto que tenga la sostenibilidad como eje vertebrador. Sin ninguna duda, es lo que nos puede convertir en un recinto único, diferenciado y pionero en la transición hacia un futuro con menos carbono”.

“Estamos convencidos de que a través de este nuevo Plan Maestro vamos a desarrollar un recinto competitivo para la organización y captación en el desarrollo de eventos internacionales que contribuya a elevar los indicadores de emprendimiento internacional, exportación, atracción de inversión, así como de crecimiento económico para Gran Canaria”, ha finalizado.

El arquitecto y urbanista Juan Palop, director del proyecto y de LPA Studio, empresa que está trabajando en este Plan, ha sido el encargado de dar a conocer los pormenores de este: “El Plan Maestro se ha pensado teniendo en cuenta los cambios y retos que se van a producir en las ciudades y en las economías urbanas en los próximos treinta años (2020-2050), a los que el nuevo recinto ferial va a tener que responder”.

Cabe resaltar que para la redacción del proyecto se ha contado desde el inicio con un ambicioso e intenso proceso de consulta y participación, manteniendo sesiones de trabajo con la comunidad local (barrios y comunidad educativa), personal del recinto, proveedores, usuarios, el sector de ferias y congresos y las distintas instituciones, a nivel insular y municipal, y tanto el grupo de gobierno como la oposición.

 

Ordenación espacial y funcional

“El proyecto de ordenación organiza el programa de usos en cuatro componentes espaciales: viales, aparcamientos y zonas de servicio; anillo verde; plaza-parque ferial; y pabellones y edificaciones asociadas”, ha apuntado Palop.

Así, los viales, aparcamientos y servicios se corresponden con la necesidad de ordenar los accesos, la logística y los servicios; el anillo verde incorpora paseos que conectan los distintos niveles hasta alcanzar la cota de la plaza-parque y los pabellones y que incluye, además, un paseo peatonal que conecta el Barrio Atlántico y La Paterna; la plaza-parque, que es un espacio central equipado con abundante jardinería y zonas arboladas; y los pabellones y edificaciones asociadas, que incluye la mejora de las edificaciones existentes.

La principal intervención se localiza en el actual Pabellón 7, que será el futuro nuevo pabellón de Infecar y que pasa a tener una capacidad en planta de 2.500 metros cuadrados, aproximadamente, a 8.500 metros cuadrado, respondiendo a las demandas existentes en el sector de ferias y eventos.

“El conjunto todos los pabellones quedan integrados así en un recinto multifuncional capaz de reprogramase para alojar actividades como ferias, conciertos, eventos culturales y religiosos, producciones de cine, exámenes y eventos deportivos, entre otros”, ha señalado el director del proyecto.

 

Urbanismo regenerativo

La ordenación del nuevo recinto ferial ofrece la oportunidad de ir más allá del objetivo de construir un recinto ferial competitivo y eficiente. Esta es una oportunidad para contribuir también a la mejora del entorno social, medioambiental, urbanístico y económico de la parte alta de la ciudad.

Juan Palop ha desgranado, en este sentido, que “en esto consiste el urbanismo regenerativo, a diferencia del urbanismo sostenible. No consiste en hacer el menor daño posible, sino en apostar por regenerar las condiciones de vida allí donde interviene. Este es, por lo tanto, un plan de ordenación de un recinto ferial pero también es un plan para una comunidad, una ciudad “.

En consonancia con el modelo de ecoisla que defiende el Cabildo de Gran Canria, desde el aspecto medioambiental se incluyen soluciones innovadoras basadas en la naturaleza como una ordenación urbanística cero-carbono en la que el recinto ferial lejos de emitir CO2 y gases contaminantes servirá, por el contrario, de infraestructura para la captación de CO2. “Más que emitir poco, se apuesta por captar y contribuir a regenerar la atmosfera”, ha puntualizado.

Además, está previsto producir el doble de energía renovable de la necesaria para hacer funcionar el recinto, “abriendo así la oportunidad a compartir la energía excedente con las comunidades vecinas”.

Añadido a esto, el anillo verde forma parte de una estrategia de regeneración medioambiental que aporta servicios ecosistémicos al recinto y al barrio como son zonas de sombra y mitigación de los efectos de calor; aislamiento del ruido; drenaje natural en caso de lluvias torrenciales y aumento sustancial de la biodiversidad.

“La contribución a la regeneración urbanística del barrio se concentra en el borde del recinto, incluyendo una mejora sustancial de la fachada verde al barrio. Con esto se pretende eliminar el efecto muralla de la actualidad, liberando la acera del mobiliario urbano que, ahora mismo, entorpece el paso. La mejora de la calle también incluye el aumento de zonas de sombra y vegetación a lo largo del recorrido, la mejora de la iluminación, la seguridad nocturna y la provisión de zonas para sentarse”, ha finalizado.