Canarias MICE entrevista a Natalia Santana, directora general de Infecar, sobre la actividad del primer semestre, los retos que hay por delante y la importancia de contar con un sector ferial y congresual consolidado

La Asociación Canaria de la Industria MICE entrevista a Natalia Santana, directora general de Infecar, sobre lo que ha sido la actividad de la Institución Ferial de Canarias en este primer semestre de 2022; los retos que tiene por delante el recinto, con la ejecución de obras de acondicionamiento y mejoras de los espacios, así como la construcción de un nuevo pabellón; y la importancia que tiene para Gran Canaria, en particular, y para Canarias, en general, contar con un sector ferial y congresual consolidado que sirva para impulsar al tejido socioempresarial del archipiélago.

El pasado 8 de julio se celebró el Consejo Directivo en el que la nombraron oficialmente directora general de Infecar, tras el concurso público convocado al efecto…

Efectivamente. Para mí es una gran responsabilidad y todo un honor poder estar al frente de Infecar y de todo su equipo en un momento de transformación tan profunda como el que viviremos en el futuro inmediato.

¿Cuáles son los retos que tiene por delante Infecar?

Estamos inmersos en la transformación integral de nuestro recinto. A la construcción del nuevo pabellón de Infecar se le unirá la redacción de un nuevo Plan Especial de Ordenación, que supondrá una nueva reorganización física del espacio del recinto ferial, y que servirá para dar respuesta a los desafíos y tendencias a los que se enfrenta la actividad ferial y de eventos del futuro. En nuestra hoja de ruta está contribuir a mejorar la competitividad de Gran Canaria como destino de negocios y de todo su tejido empresarial.

Y a nivel de actividad, ¿cuál es la hoja de ruta para el futuro próximo?

Contribuir al crecimiento económico de Gran Canaria, ese es nuestro gran objetivo. En este sentido, trabajamos para estar alineados con la estrategia de promoción económica de la isla y de Canarias, mejorando el papel de Infecar como espacio de encuentro de oferta y demanda a través de sus ferias, como elementos dinamizadores de la economía, generadoras de oportunidades de negocio y crecimiento empresarial. Asimismo, trabajamos para favorecer la participación de expositores y visitantes en mercados internacionales, atrayendo para ello eventos de carácter internacional.

Finalizado el primer semestre de 2022, ¿qué balance se realiza desde Infecar sobre el retorno de la actividad ferial y congresual en casi su totalidad?

El balance está siendo muy positivo. En lo que va de año hemos acogido en nuestro recinto la celebración de Canarias Comunica, ExpoAgro Canarias, ExpoBienestar Canarias, la Feria Gran Canaria Me Gusta, FIMAR, la Feria Internacional del Mar, que tuvo lugar en el Muelle Santa Catalina; y Fisaldo, la Feria de las Oportunidades. En todas estas citas hemos palpado un ambiente diferente al de 2021, cuando aún notábamos un cierto desconcierto e incertidumbre por parte de visitantes y expositores. Hoy por hoy podemos decir que la respuesta que estamos teniendo está alcanzando los datos prepandemia, es cierto que los números aún no son los de 2019 pero estamos en el camino para volver a ellos.

En este tiempo, los espacios se han visto especialmente afectados por la pandemia, sobre todo por las restricciones de aforo y el continuo cambio de medidas. ¿Hasta qué punto afectó la pandemia a la actividad de Infecar?

Si hacemos un repaso de lo que ha sido el devenir de nuestro recinto desde marzo de 2020 hasta ahora podemos identificar diferentes fases, que han estado marcadas, evidentemente, por el transcurso de la pandemia sanitaria. Así pues, como todos los recintos, pasamos de un cero en cuanto a la actividad a adaptarnos a un formato digital, en el que seguir ofreciendo al tejido empresarial y socioeconómico de nuestra isla recursos en un espacio virtual. Cuando pudimos recuperar cierta presencialidad, pasamos a convertirnos al formato híbrido, en el que a través de la pantalla llegábamos a un mayor número de asistentes pero que incorporaba un espacio reducido para quiénes optaban por acudir a nuestro recinto. Así llegamos al momento en el que quedaron atrás las restricciones de aforo y de mascarilla, volviendo a la ansiada normalidad que necesitaba el sector en el espacio presencial, pero manteniendo ya como parte esencial de nuestra actividad el espacio virtual.

El recinto es pionero a nivel nacional en materia de sostenibilidad al firmar el pasado año con Breeam España un convenio para trabajar en su certificación en edificación sostenible de los edificios en uso y de las nuevas construcciones. ¿Qué significa esto para la institución?

Para nosotros es un reto y un desafío comenzar a trabajar con estándares Breeam y que el nuevo pabellón ferial de Infecar se convierta en el primer edificio en España con certificación de sostenibilidad excelente y, además, certificar no solo el resto de las edificaciones ya en uso, sino todo el espacio del recinto ferial. En este sentido es importante resaltar que el trabajo que realizamos con Breeam España supone para nosotros un cambio integral en el modelo de gestión, tomando en consideración la evaluación del impacto medioambiental de nuestra actividad; la contaminación lumínica acústica; el desarrollo de una estrategia hídrica; la evaluación del impacto económico en el entorno; la elaboración de un plan de movilidad y transporte o el desarrollo de una estrategia energética, entre otros.

Infecar es uno de los miembros fundadores de la Asociación Canarias MICE. ¿Por qué es tan importante que las empresas e instituciones del sector estén asociadas?

Nosotros consideramos que el asociacionismo es una herramienta fundamental para poner en valor la industria ferial y congresual, en este caso en concreto, en Canarias pero, además, a nivel global. A través de Canarias MICE trabajamos de manera conjunta para posicionar a las islas como destino de negocio, dando mayor visibilidad al sector, generando conocimiento especializado, dando soporte al tejido socioempresarial y económico de nuestra tierra y afrontando los retos de futuro que se nos presenten, principalmente, en materia de sostenibilidad y de transformación digital. El asociacionismo es una herramienta fundamental para todos pues nos permite trabajar codo con codo, contando con una red de profesionales del sector con los que intercambiamos impresiones y experiencias que nos permiten mejorar nuestra competitividad.