El Equilibrista 33 gana el Reconocimiento ¡Qué bueno! Gran Canaria Me Gusta a la excelencia en el compromiso con el producto local

‘El Equilibrista 33’ ha resultado ganador del Reconocimiento ¡Qué Bueno! Gran Canaria Me Gusta a la excelencia en el compromiso con el producto local, que ha promovido el Cabildo de Gran Canaria en esta nueva edición de la Feria Gran Canaria Me Gusta y que ha estado organizado por Infecar y por Qué Bueno Canarias.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, que ha hecho entrega del reconocimiento a Luisa Florido, hermana de Carmelo Florido, chef y propietario del ‘El Equilibrista 33’, ha señalado que, desde el Cabildo de Gran Canaria “impulsamos estos galardones porque creemos que el esfuerzo por la promoción del producto local merece un reconocimiento”.

Por su parte, Raúl García Brink, coordinador técnico de Desarrollo Económico, Soberanía Energética, Clima y Conocimiento, como presidente del jurado, ha realzado la labor de Carmelo Florido por haber “modernizado la tradición gastronómica de Gran Canaria, encontrado un lenguaje culinario propio que ahonda en su legado gastronómico y por su extenso uso del producto local en todos los ámbitos del restaurante tanto en cocina como en sala”.

Florido, que no ha podido estar presente en la entrega de esta distinción por encontrarse de viaje, ha querido enviar un mensaje de agradecimiento a todos los presentes por haber considerado a su restaurante como uno de los emblemas del producto local de la isla.

Su hermana, Luisa Florido, ha recogido el reconocimiento en su nombre, y ha agradecido “esta distinción que se le otorga a mi hermano y a su creación ‘El Equilibrista 33’. Él es una persona que se ha formado a sí mismo, manteniendo siempre sus principios y valores”.

Asimismo, los doce restaurantes finalistas han recogido una placa conmemorativa de su vinculación con el producto local. Estos son: La Trastienda de Chago (Gáldar), La Tunera (Telde), Casa Romántica (Agaete), Nelson (Agüimes), Casa Enrique (Mogán), Biocrepería Risco Caído (Artenara) y El Padrino, Muxgo, El Equilibrista33, Cuernocabra, Tabaiba y El Bento Japonés, en Las Palmas de Gran Canaria.
A través de esta iniciativa, el Cabildo de Gran Canaria tiene por objetivos, de una parte, promocionar la gastronomía insular, entendida como un conjunto de propuestas basadas en la autenticidad del producto local y sus elaboraciones tradicionales y modernas; así como fomentar el consumo de producto de proximidad, disminuir la emisión de CO2 al reducir el transporte de alimentos, promover el consumo de carne y pescado de ganadería y pesca sostenible, además de aplicar medidas medioambientales en los establecimientos.
Además de esto, como objetivos sociales también se ha tenido en cuenta incentivar la compra directa al pequeño productor, dar un valor justo al producto de cercanía, mencionar en las cartas la procedencia y/o el productor y contribuir a la economía local sostenible.

De esta manera, el Cabildo de Gran Canaria se mantiene firme en su apuesta por dar impulso a los establecimientos que aportan un valor añadido a la gastronomía de la isla, integrando en sus cartas el producto local, potenciando su consumo y contribuyendo a la dinamización de la economía de la isla de Gran Canaria.