INFECAR Conecta señala la necesidad de contar con una comunicación científica especializada ante la emergencia climática

  • Este último espacio de conexión de 2021 estuvo centrado en analizar cuál es el ‘El poder de la comunicación frente a la emergencia climática’
  • Un estudio presentado por Eugenio Reyes evidenció que la comunidad científica cuenta con mayor fiabilidad que los medios de comunicación ante este tema

“El cambio climático no es una realidad que vaya a ocurrir en un futuro próximo, sino que es algo que está ocurriendo hoy”. Así comenzó ayer, jueves 16 de diciembre, la última edición de 2021 de INFECAR Conecta, dedicado a ‘El poder de la comunicación frente a la emergencia climática’. 

Promovido y financiado por el Cabildo de Gran Canaria, con el patrocinio de Cajasiete y la colaboración de la Cámara de Comercio de Gran Canaria, este espacio ha servido para poner en valor el papel de la comunicación en un momento de vital importancia para reflexionar y celebrar los progresos alcanzados frente a la emergencia climática, pero también para analizar el camino que aún queda por recorrer.

Conducido por la cineasta, periodista ambiental y experta en Comunicación Social, Mariola Olcina, INFECAR Conecta evidenció que la preocupación de la población ante la emergencia climática es real aunque “falta contundencia en los mensajes que se ofrecen desde los medios de comunicación que, además, no se presentan como fuentes muy fiables”.

Con esto, Claudia Asensi, investigadora en Comunicación Social y Participación frente al Cambio Climático, con un master en Globalización y Desarrollo por la Universidad del País Vasco, fue la primera de las invitadas en tomar la palabra durante la tarde de ayer, con una presentación en la que realizó un repaso a la realidad canaria en este reto de comunicar la emergencia climática. 

“Hoy por hoy, la huella ecológica de Canarias es casi 30 veces su territorio”, señaló la investigadora que, además, apuntó a que “el problema reside en que se trata de un territorio muy pequeño con una demanda de energías muy grande”. En este sentido, Asensi señaló que “girar hacia un modelo ecosocial, la adaptación y la resiliencia serán fundamentales para Canarias a la hora de afrontar el cambio climático”

Tras ella, Pere Estupinyà, comunicador científico, escritor y speaker, abogó por la necesidad “de impulsar la formación científica de los periodistas para que puedan informar de manera especializada sobre el cambio climático”. Asimismo, Estupinyà hizo un repaso a los tres modelos de actuaciones que se presentan ante esta situación: “la mitigación, la adaptación o el sufrimiento”, reconociendo que “a día de hoy creo que no nos quedará más remedio que afrontar las consecuencias del cambio climático y todo lo que ello conlleve para el planeta”. 

Por su parte, Eugenio Reyes, sociólogo y profesor de Comunicación y Divulgación Social de la Ciencia, la Sostenibilidad y la Emergencia la Universidad Internacional de Valencia, así como activista ecologista desde hace más de 40 años, señaló que “ante la emergencia climática en los medios de comunicación, no se trata de dar argumentos sino de transmitir con confiabilidad. El éxito del cambio está ahí”.

En este sentido, “el papel que tiene la comunidad científica en este tema es muy importante para la población, contando con un 81% de fiabilidad frente al 4% que tienen los medios de comunicación”, apuntó Reyes, en base a una encuesta realizada para conocer la fuente sobre la que se informa la población ante la emergencia climática. 

Por último, Ruth Jaén, bióloga e investigadora del Jardín Botánico 'Viera y Clavijo' y coordinadora de 'Plant for the Planet', explicó en primer lugar de qué trata esta organización que comenzó su camino en 2007 cuando Félix Finkbeiner, un niño alemán de nueve años presentó un trabajo escolar sobre el cambio climático.

“En 2014 ‘Plant for the Planet’ llegó a España y, desde entonces, se han formado más de 3.000 niños, niñas y jóvenes con nuestras academias, evidenciando la necesidad de que desde pequeños se conviertan en activistas del cambio climático”, apuntó Jaén.

De esta manera, este último INFECAR Conecta de la temporada, que contó con asistencia presencial en Infecar y también seguimiento por streaming, inició un debate con los asistentes, interesados en conocer de qué manera poder informarse mejor o, en cada caso, aportar mejor información a sus audiencias, conscientes de la labor formativa necesaria que han de hacer para que la emergencia climática tenga la relevancia que merece.